SILVIA GRAV

SILVIA GRAV

1993.
Madrid, Spain.

Projects or info_
silviagrav@gmail.com

Buy prints & original work_
silviagravprints@gmail.com

www.latachegallery.com
www.arteinversion.com
Mañana jueves inauguro exposición en Mahatma, en Málaga centro. Habrá gin tonics, vino, cerveza, comida… Lo necesario para sobrevivir. Será una cosita pequeña y cercana, estaré por allí por sí queréis pasaros a saludar. Calle Andrés Pérez 12. Gracias!

Mañana jueves inauguro exposición en Mahatma, en Málaga centro. Habrá gin tonics, vino, cerveza, comida… Lo necesario para sobrevivir. Será una cosita pequeña y cercana, estaré por allí por sí queréis pasaros a saludar. Calle Andrés Pérez 12. Gracias!

Muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo…Y yo no sé como se vive muriendo. De verdad que no lo sé.
© Silvia Grav

Facebook - Flickr - Instagram - Twitter - Pinterest 

Muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo es sinónimo de muriendo es sinónimo de viviendo…

Y yo no sé como se vive muriendo. 
De verdad que no lo sé.

© Silvia Grav

Facebook - Flickr Instagram - Twitter Pinterest 

El amor nos aísla. Que oscuridad. No sé si nací para compartirme, o me comparto para aislarme. Nada ni nadie ordena ni delimita mis pasos. Puedo andar días sin cansancio ni rumbo. Lo hago; no encuentro motivo para detenerme. Me gustaría tenerlo, sin embargo. Nadie lleva mi mano ni me abraza ni me añora ni me exige estar. Me gustaría tanto. El amor y el asco más irracional a quien lo hiciera. Asco, odio y miedo en un grito oscuro: te encontré. Un alivio mudo. Pero no, no, no lo vemos. La lucidez es momentánea y pasajera. ¿Entiendes? Vuelve la ceguera. Lárgate, te encontré porque es la nada la que siempre encuentra; sólo espero y el deseo hace el resto. Esta farsa ha sido preciosa, sí. Pero nada. Aunque confío en tus pies tras mi sombra. Esto no está bien. Suerte que ya has huido. Hoy te echo de menos. Ay, esta libertad puta y maravillosa.

Facebook - Flickr - Instagram - Twitter - Pinterest 

El amor nos aísla. Que oscuridad. 
No sé si nací para compartirme, 
o me comparto para aislarme. 

Nada ni nadie ordena ni delimita mis pasos. Puedo andar días sin cansancio ni rumbo. Lo hago; no encuentro motivo para detenerme. Me gustaría tenerlo, sin embargo. Nadie lleva mi mano ni me abraza ni me añora ni me exige estar. Me gustaría tanto. El amor y el asco más irracional a quien lo hiciera. Asco, odio y miedo en un grito oscuro: te encontré. Un alivio mudo. Pero no, no, no lo vemos. La lucidez es momentánea y pasajera. ¿Entiendes? Vuelve la ceguera. Lárgate, te encontré porque es la nada la que siempre encuentra; sólo espero y el deseo hace el resto. Esta farsa ha sido preciosa, sí. Pero nada. Aunque confío en tus pies tras mi sombra. Esto no está bien. Suerte que ya has huido. Hoy te echo de menos. 
Ay, esta libertad puta y maravillosa.

Facebook - Flickr Instagram - Twitter Pinterest 

Las consecuencias de desconocerte. Un desastre predecible pero necesario. Al fin y al cabo reconozco que, de habérmelo ofrecido, hubiera pagado con mi vida esa remota posibilidad de escapar de este horror al final sin al menos una fugaz comprensión previa. Lo de la comprensión es un detalle fundamental: he arrasado años de recuerdos sin un sólo remordimiento, a la espera de ese preciso pero breve momento que hará que esta sensación de pérdida continua tenga por fin algún sentido. Tengo la profunda sospecha de que una vez conseguido esto, seguir respirando con normalidad para acabar muerta dejará de perturbarme de este modo tan incomprensible. He razonado mucho acerca de la dimensión que ha adquirido tu nombre a raíz de esta pequeña obsesión. Y ahora sé que es lógica y que de alguna forma van unidas; mi obsesión por ti y por todo lo que desconozco. Tu primera letra precipita todas las demás sin remedio, sin importar sobre qué o quién escriba, y en una frase como ésta me gritan cinco pequeños recordatorios que permanezca inmóvil. Me río. Pero entonces recuerdo que con los pies anclados a la duda no se puede escapar a ninguna parte.

© Silvia Grav

Las consecuencias de desconocerte. Un desastre predecible pero necesario. Al fin y al cabo reconozco que, de habérmelo ofrecido, hubiera pagado con mi vida esa remota posibilidad de escapar de este horror al final sin al menos una fugaz comprensión previa. Lo de la comprensión es un detalle fundamental: he arrasado años de recuerdos sin un sólo remordimiento, a la espera de ese preciso pero breve momento que hará que esta sensación de pérdida continua tenga por fin algún sentido. Tengo la profunda sospecha de que una vez conseguido esto, seguir respirando con normalidad para acabar muerta dejará de perturbarme de este modo tan incomprensible. 

He razonado mucho acerca de la dimensión que ha adquirido tu nombre a raíz de esta pequeña obsesión. Y ahora sé que es lógica y que de alguna forma van unidas; mi obsesión por ti y por todo lo que desconozco. Tu primera letra precipita todas las demás sin remedio, sin importar sobre qué o quién escriba, y en una frase como ésta me gritan cinco pequeños recordatorios que permanezca inmóvil. Me río. Pero entonces recuerdo que con los pies anclados a la duda no se puede escapar a ninguna parte.

© Silvia Grav

Load more posts